Suscríbase al Newsletter / Noticias - Novedades - Ofertas
 
 
  Servicio Exclusivo para Pescadores Deportivos
 
Agregar a Favoritos   Envianos tus Fotos y Relatos
 

Medida max: 80 cm / Peso max: 20 kg / Modalidad: fondo
  CARPA  
EPOCA DE PIQUE:
ENE
FEB
MAR
ABR
MAY
JUN
JUL
AGO
SEP
OCT
NOV
DIC
Los incluimos entre los peces fluviales, por habitar los ríos de Asia. El General Roca, los importó durante su presidencia y los llevó a su establecimiento en la zona de Ascochinga, provincia de Córdoba.
De Asia se lo llevó a Europa donde su propagación abarcó muchas regiones y hasta llegó a África. Así como arribó a nuestro país, también fue importado a Brasil, donde se lo cría con excelente rendimiento.
Se le atribuye la disminución de la población íctica de muchos ambientes, especialmente los poblados con pejerreyes. Eso se debe a que la alimentación preferida de esos peces son los desoves de los que conviven con ellos y por eso su perjuicio a las flechas plateadas.
Vulgarmente se lo llama Carpa de escama o Carpa japonesa, por que los peces así llamados y de color rojo, provienen de allí. Además existen otros tres tipos que se diferencian y que se consideran variedades de la primitiva, pero que se han mantenido como razas y son: Cyprinus specularis o Carpa de espejos; Cyprinus nudus o Carpa de cuero; Cyprinus Kollari, conocida como Carpa colorada porque presenta esa coloración, alternada con blanco.
La carpa es un pez omnívoro que se alimenta de productos animales o vegetales, lo que influye para la selección de las carnadas a emplearse en su pesca. Es un ser diabólico y astuto. Desconfiado en alto grado, no come si nota que pueda existir un engaño.
En los criaderos se da a los alevinos alimentación variada como complemento del plancton propio de los estanques en que se crían. El supletorio es a base de yema de huevo cocida, seca y pulverizada, para los recién nacidos. Luego se les da hígado fresco y raspado. Los adultos reciben diariamente una mezcla compuesta por: Torta de almidón; Harina de carne; Torta de algodón y Harina de pescado.
Bien alimentados su desarrollo es rápido y se consiguen ejemplares de un largo promedio de 50 cm y un peso de dos kilos. Mucho es lo que se ha dicho sobre la longevidad de las carpas, pero sin citar edades máximas. Nosotros hemos visto sacar en la costanera porteña carpas de 60 a 80 cm bien robustas, en una oportunidad la balanza digital midió casi 13 kilos por un avezado pescador.
Su pesca se puede hacer en dos formas: de flote o de fondo, siendo ésta la aconsejable. La carpa toma su alimento como proveniente del barro, donde lo busca como el sábalo y por eso se aconseja que la línea quede paralela al fondo y no elevada por boya.
Vale decir que no debe existir tensión alguna y sí, lo más floja posible, lo que permitirá, lo mismo que la boga, que la carpa arrastre la carnada sin desconfianza alguna. De lo contrario largará y no llegará al anzuelo.
Los franceses que se han especializado en su pesca, recomiendan la confección de unos bolos, donde el trigo cocido, la papa, lombrices de tierra y asticot o gusanos de la carne, forman sus principales componentes. Las habas cocidas y otros cereales, además del trigo, pueden ser efectivos. En la costanera se usa una mezcla de harina de trigo y maíz con algún agregado como condimento para pizza, anís, maní, alimento para gato, y otros.
Por estas razones es que hemos comparado la pesca de l acarpa, como la que se hace con la de la boga. Dejarla comer y permitirle el arrastre, para luego clavar y si esto sucede, el pescador puede prepararse para recibir una impresión piscatoria, por ser fuerte la lucha por la resistencia que ejerce al querer liberarse del anzuelo.
La carne de la carpa, por su alimentación, tiene un cierto gusto a barro, por lo que, en los criaderos, la hacen pasar un período de purga en estanques de fondo duro y con buena alimentación, como quien ceba a un chancho.

Implementos.
La carpa anda entre las plantas de las orillas y sin buscar profundidad cuando come, por lo que el equipo puede ser el mismo empleado para la boga; caña de una mano con reel frontal.
Se lanza a unos diez o quince metros de la orilla y se deja correr hilo para que éste repose en el fondo. En esa forma la carpa comerá la carnada sin desconfianza y arrastrará un tramo para tragar, pero al sentirse pinchada por el anzuelo o incómoda por la duda que sea algo anormal, trata de alejarse y será el momento de tirar a clavar para que el anzuelo penetre en sus mandíbulas y comenzar la lucha, la que se hará durar lo más posible.
 
Sitio Web de Pescadores Deportivos - El Abanico - Costanera Norte - Capital Federal - Argentina